Los liberales no deberían ser tan severos con Megyn Kelly

2013-12-26T00:00:00Z Los liberales no deberían ser tan severos con Megyn KellyPor Rubén Navarrette Arizona Daily Star
December 26, 2013 12:00 am  • 

SAN DIEGO – Uno pensaría que Megan Kelly sería del agrado de los liberales. Y si no juzgaran a la popular locutora de Fox News por la compañía para la que trabaja, eso es lo que ocurriría.

En la noche de las Elecciones Presidenciales de 2012, Kelly abochornó a Karl Rove en la televisión nacional. El ex director político de la Casa Blanca bajo George W. Bush, y el hombre a quien la izquierda gusta odiar, es colaborador de Fox News. Rove se mantuvo escéptico después de que los analistas de la red indicaron que el presidente Obama se había llevado Ohio y ganado la elección. Eso hizo que Kelly, quien codirigía la cobertura de Fox, le preguntara: “¿Son números que usted hace como republicano para sentirse mejor, o es esto real?”. Después se fue del set y arrinconó a los analistas para preguntarles si ratificaban su proyección. Lo hicieron.

Seis meses más tarde, Kelly se apuntó un tanto a favor del feminismo cuando criticó a un par de colegas de Fox News —Erick Erickson y Lou Dobbs— después de que ambos afirmaran que las familias, los hijos y la sociedad sufren por una nueva tendencia según la cual las mujeres aportan los únicos o los principales ingresos en casi la mitad de las familias estadounidenses. Kelly, que es también madre y trabaja, no iba a tolerar eso. Y como inició su carrera como abogada, utilizó su entrenamiento para pulverizar a Erickson y Dobbs al mismo tiempo.

Mientras tanto, Media Matters —que se anuncia como una entidad observadora que no se inclina por ningún partido, pero que pasa la mayor parte del tiempo tratando de desacreditar a los conservadores— ha concluido que Kelly no es tan extremista como otros locutores de esa cadena. Angelo Carusone, vicepresidente ejecutivo de la organización, ha declarado que Kelly “no (es) tan vitriólica” como sus colegas.

No me interpreten mal. No estamos hablando de ninguna liberal. Kelly critica frecuentemente al gobierno de Obama. Pero independientemente de si ella le cae bien a uno o no, debe establecerse su reputación de persona fiable. Eso debería tener algún peso en la izquierda. Aparentemente no lo tiene. No cuando existe la oportunidad de etiquetar a todo aquel asociado con Fox News como poco sensible racialmente.

En un atroz caso de exageración, los liberales y otros críticos de la cadena se han pasado varios días criticando duramente a Kelly por insistir en que Santa Claus —y, ya que estamos, también Jesús— es blanco.

Kelly reaccionó a una columna de la “bloguera cultural” de Slate, Aisha Harris. En la columna titulada “Santa Claus ya no debería ser un hombre blanco”, Harris señaló que ella se crió con “dos Santa Claus diferentes”. Estaba el de la cultura popular, que era blanco. Después estaba el de su familia, que era negro. Proponía un cambio, sugiriendo que se describiera a Santa Claus como un amoroso pingüino.

Increíble.

Dirigiendo ahora un programa nocturno llamado “The Kelly File”, la locutora se erizó ante la idea de que —como la corrección política dicta tanto de lo que decimos y hacemos— la próxima modificación sea sobre Santa Claus.

“Sólo porque lo haga sentir a uno incómodo no quiere decir que tenga que cambiar,” dijo en su programa. “Jesús también era un hombre blanco. Pero es como que tenemos, él era una figura histórica, ése es un hecho verificable, como lo es Santa, sólo quiero que los niños que están viendo que sepan que … ¿Cómo lo revisamos en medio del legado de la historia y cambiamos a Santa de blanco a negro?”.

Por estos comentarios, Kelly fue duramente criticada, ridiculizada y vilipendiada por la izquierda.

Kelly acusó a sus detractores de utilizar “la carnada de la raza” y afirmó que sus comentarios eran en broma. Aún así, reconoció que la cuestión de si Jesús era blanco “está lejos de estar establecida”.

¿Qué se puede hacer? Hasta en esta época del año los que odian seguirán odiando.

Gran parte de la cuestión es por celos y miedo. Kelly es una estrella en ascenso; su programa es el No. 2 en Fox News en ratings generales, siguiendo sólo al de Bill O’Reilly.

Y Fox News continúa dominando el mundo de las noticias de cable, y atrae —según datos compilados recientemente por Nielsen— más espectadores que los promedios de CNN, MSNBC y HLN combinados.

Por tanto, sus críticos liberales arden por bajarle los humos cuando tienen la oportunidad.

Kelly debe saberlo. Motivo por el cual debería escoger sus palabras con más cuidado para no darles esa oportunidad.

La dirección electrónica de Rubén Navarrette es ruben@rubennavarrette.com.

© 2013, The Washington Post Writers Group.

Copyright 2014 Arizona Daily Star. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

Featured businesses

View more...

Deals, offers & events

View more...