Demócratas, firmes en defender vía a la ciudadanía

2013-07-11T00:00:00Z 2013-07-11T10:16:42Z Demócratas, firmes en defender vía a la ciudadaníaThe Associated Press The Associated Press
July 11, 2013 12:00 am  • 

WASHINGTON.- Los congresistas demócratas insisten en que no accederán a una ley de reforma migratoria que no tenga un procedimiento para legalizar el estatus de los 11 millones de inmigrantes que están en el país sin documentos válidos, lo cual augura un fuerte enfrentamiento con los republicanos.

Los legisladores plantearon su postura después de una reunión privada el pasado martes 9 de julio por la mañana entre la asamblea partidaria demócrata de la Cámara de Representantes y los cuatro senadores demócratas que ayudaron a redactar el proyecto de ley integral de inmigración que fue aprobado por el Senado el mes pasado.

"Sin un camino a la ciudadanía no habrá proyecto de ley, no puede haber un proyecto de ley", dijo a los reporteros el senador Chuck Schumer, demócrata por Nueva York, después de la reunión.

Probablemente la postura encare la resistencia de los republicanos en la Cámara, que se reunieron el pasado miércoles 10 para hablar sobre cómo avanzar en el tema de la inmigración. Muchos conservadores, que controlan la Cámara, se oponen a dar la ciudadanía a las personas que cruzan la frontera sin autorización legal o que se quedan en el país después de que vencen sus visados.

El representante Trey Gowdy, republicano por Carolina del Sur y quien preside la subcomisión de inmigración de la Comisión Judicial de la Cámara, dijo en una entrevista que los demócratas corren el riesgo de acabar sin una reforma migratoria si insisten en la ciudadanía para todos los que están en el país de manera ilegal.

Gowdy se muestra a favor de una vía para obtener la ciudadanía estadounidense para las personas que llegaron al país cuando eran muy jóvenes, así como a los veteranos de las Fuerzas Armadas y a otras personas que llevan años viviendo en Estados Unidos y han contribuido a la sociedad.

Otros republicanos de la Cámara de Representantes están abiertos a permitir un estatus de trabajador invitado o alguna otra condición a las personas que viven en Estados Unidos sin autorización legal, pero sin ofrecerles la ciudadanía.

Sin embargo, Schumer insistió en que los demócratas no aceptarán nada menos.

Republicanos debaten reforma migratoria

WASHINGTON.- Los republicanos en la Cámara de Representantes que lidian con el volátil tema de la inmigración están tratando de definir qué hacer con las personas que viven en el país de manera ilegal, y aunque la mayoría de ellos se niega a otorgar la ciudadanía a 11 millones de inmigrantes no autorizados, también evitan mencionar la deportación.

Mientras los republicanos en la Cámara baja se preparaban para reunirse el pasado miércoles para debatir la inmigración, muchos legisladores al parecer se están inclinando por ofrecer estatus legal de algún tipo para millones que viven sin permiso en Estados Unidos. Pero no está claro exactamente qué ni cómo.

Para algunos, la condición de trabajador invitado sería lo máximo permisible, mientras que otros están dejando abierta la posibilidad de que una vez que estén legalmente en el país, los inmigrantes puedan naturalizarse a través de los canales existentes de patrocinio familiar o de los empleadores. Y otros se centran en dar la ciudadanía a las personas traídas al país de jóvenes, a veteranos militares y tal vez otros que han vivido en el país durante años y han demostrado su contribución a la sociedad.

Pero dado que los demócratas no quieren nada que no contemple un camino directo, aunque largo, hacia la ciudadanía -como se vio en la iniciativa que aprobó el Senado-, es dudoso que pueda llegar una iniciativa al escritorio del presidente Barack Obama.

"Hay voluntad de actuar. Pero el margen de maniobra no es grande del lado de los republicanos en la Cámara de Representantes", dijo el legislador de ese grupo, Trey Gowdy, presidente del Subcomité de Inmigración de la Comisión de Asuntos Jurídicos de la Cámara baja.

Sin el apoyo de los demócratas, "es un número muy pequeño el que puedes perder".

Los republicanos controlan 234 escaños en la cámara baja, y los demócratas, 201. Aprobar una iniciativa de ley requiere 218 votos si todos los integrantes están participando.

Bush: Debe Imperar "Espíritu benevolente"

DALLAS.- La reforma nacional de inmigración debe estar guiada por un "espíritu benevolente" y el entendimiento de la contribución de los inmigrantes a Estados Unidos, opinó el ex presidente George W. Bush.

El presidente número 43 de Estados Unidos dijo que no tiene la intención de participar en la política ni en puntos específicos del polémico debate sobre la inmigración en el Congreso. Sin embargo, dijo que la ley federal actual tiene fallas y debe repararse.

El propio intento de Bush de reformar la política de inmigración en su segundo periodo presidencial fue derrotado en el Congreso.

Bush habló brevemente antes de una ceremonia de naturalización de 20 personas de 12 países en el Centro Presidencial George W. Bush en Dallas.

Copyright 2014 The Associated Press. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

Most Popular

Featured businesses

View more...

Deals, offers & events

View more...

Community Workshop @ The Drop

The Drop Dance Studio is proud to present....