Mujer sin límites: Deja que la vida te sorprenda

2013-06-13T00:00:00Z 2013-06-13T08:12:35Z Mujer sin límites: Deja que la vida te sorprendaOpinión por María Marín Especial Para La Estrella De Tucsón Arizona Daily Star

Hace días celebramos en mi casa el cumpleaños de mi sobrinita Alexandra. Como no tengo hijos, mis sobrinos son mi adoración. Soy una tía súper consentidora, por eso en esta ocasión contraté a un mago, renté un castillo de aire para que los niños brincaran, traje piñata, columpios y todo lo necesario para que Alexandra tuviera un día inolvidable.

Mi hermana Liza, mamá de Alexandra, invitó a la fiesta a un compañero de trabajo. Este muchacho llegó con su hijo Jorgito, quien tiene 10 años y padece del Síndrome de Down. Me conmovió mucho conocerlos, ya que este señor es papá soltero y cría a Jorgito y a su hermanita solo.

Asumí que padres en esta situación siempre temen que sus hijos sean víctimas del rechazo, por esta razón decidí dedicarle más atención a Jorgito que a los otros niños, y cada vez que le pasaba por el lado le expresaba cariño, ya fuera tocándole el cabello, haciéndole cosquillas o diciéndole con una sonrisa "Hi, Jorgito!". Como los niños aprenden con ejemplos, mi conducta motivó a otros chiquillos a hacer lo mismo.

Poco a poco Jorgito se fue integrando a la fiesta hasta que su condición no era un obstáculo y se convirtió en un niño más de la celebración. A tal punto que luego de soplar las velas del pastel y mientras mi hermana repartía unas bolsitas con juguetitos para cada invitado, un niñita le indicó muy preocupada "¡Jorgito no tiene bolsita!".

Al día siguiente cuando mi hermana Liza llegó a la oficina, el papá de Jorgito, con lágrimas, le dijo: "Gracias por invitarnos… es la primera vez que mi hijo va a un cumpleaños y otros niños lo aceptan y le prestan atención. ¡Ayer pasamos el día más feliz de nuestra vida!".

Yo organicé esta celebración con el propósito de que mi sobrinita disfrutara el día más feliz de su existencia. Poco imaginé que sería el día más feliz en la vida de dos extraños que posiblemente nunca más vuelva a ver. Realmente la vida nos sorprende.

Aprendí que no debemos subestimar nuestras acciones de amor. Un gesto sencillo puede tocar profundamente el corazón de otra persona y traerle felicidad. A veces sólo basta con una sonrisa, un abrazo o con escuchar.

Aprovecha cualquier oportunidad para hacer una diferencia en la vida de otro y verás cómo la vida te sorprende igual que a mí.

María Marín es motivadora, figura radial y autora del exitoso libro "Si soy tan buena, por qué estoy soltera". Para más consejos visita: www.MariaMarin.com y síguela en Twitter: @maria_marin.

Copyright 2014 Arizona Daily Star. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

Most Popular

Featured businesses

View more...

Deals, offers & events

View more...