Brasil: Guerra contra biografías no autorizadas

2013-11-07T11:31:00Z Brasil: Guerra contra biografías no autorizadasThe Associated Press The Associated Press
November 07, 2013 11:31 am  • 

RIO DE JANEIRO (AP) -- Caetano Veloso se exilió en Londres luego de ser encarcelado y censurado por la dictadura militar por sus pegajosos himnos que denunciaban el estado de cosas en Brasil.

Hoy, Veloso es muy criticado por la prensa y por sus propios admiradores, que lo acusan de apoyar la censura al encabezar la defensa de una ley que hace posible bloquear la publicación o retirar de las estanterías cualquier trabajo biográfico que no tenga el consentimiento del sujeto del libro.

Las editoriales se movilizaron para combatir las restricciones y Veloso, Roberto Carlos y otros cantantes que se hicieron famosos durante la dictadura se unieron para defender la ley sancionada en el 2003, que faculta a la gente a impedir la difusión de obras que según ellos afectan su "buen nombre y respetabilidad".

Ello implica que la objeción del sujeto de una biografía basta para que un libro sea retirado de las estanterías o incluso no llegue a las librerías. Muchas editoriales no están publicando biografías si no tienen el visto bueno explícito del sujeto. La ley abarca asimismo películas y otros formatos, aunque el debate se ha centrado en los libros. Hay quienes dicen que es probablemente la ley que regula la privacidad y la propiedad intelectual más restrictiva de toda nación democrática.

Expertos en temas legales como el abogado de Río de Janeiro Gustavo Tenorio dicen que la ley, que restringe la "publicación, exposición y uso de la imagen de una persona" puede abarcar también artículos de diarios y revistas y reportajes televisivos. Hasta ahora, los trabajos cuestionados han involucrado mayormente a artistas y celebridades. Pero el impacto de la ley puede ser mucho más grande.

La Corte Suprema programó una vista pública sobre la constitucionalidad de la ley para fines de noviembre a pedido de Anel, la asociación nacional que nuclea a las editoriales, la cual busca anular la medida. La cámara baja, por otro lado, tiene bajo estudio una ley que despeja el camino para la publicación de biografías de gente con una "trayectoria personal o profesional que tiene dimensión pública", la cual podría ser sometida a votación el mes que viene. De ser aprobada, pasaría al Senado.

Los dos bandos, mientras tanto, se tiran dardos a través de la prensa, en debates, programas televisivos y páginas editoriales.

Los defensores de la ley, entre los cuales figuran músicos legendarios como Chico Buarque y el ex ministro de Cultura Gilberto Gil, insisten en que es necesaria para proteger el derecho de las personas a la privacidad y para evitar ser difamados.

"¿Yo un censor? Ni muerto", escribió Veloso en una columna publicada recientemente por el diario de Río de Janeiro O Globo. "En el tira y afloja entre la libertad de expresión y el derecho a la privacidad, todas las precauciones son necesarias".

Veloso, quien no ha vetado ninguna biografía suya, opina que "todos nos enriqueceremos si reconocemos que el derecho a la privacidad tiene prioridad sobre el de la libre expresión".

En un video de cinco minutos colgado a fines de octubre en Facebook, Roberto Carlos reconoció que su posición ha sido "radical" y Gil exhortó a los jueces a buscar un equilibrio entre el derecho a la libre expresión y la protección de la privacidad.

Pero expertos en la libertad de expresión como Christine Jenkins, profesora de la Universidad de Illinois que estudia la censura, dijo que el impacto de la ley es alarmante.

"Es enorme, algo digno de la Unión Soviética de Stalin o de una ley de la Alemania nazi", sostuvo. "Es sin duda algo que puede ser usado para censurar, para impedir que alguien escriba sobre una persona".

Tenorio dijo que, según su entender, las investigaciones periodísticas están protegidas por la libertad de expresión, mientras que informes sobre la vida privada de un sujeto, como aventuras amorosas, el uso de drogas o enfermedades no lo están a menos que tengan un impacto directo en el desempeño de algún cargo público.

Gustavo Binenbojm, abogado que representa a Anel, dijo que no estaba al tanto de caso alguno en que se haya invocado la ley para impedir la publicación de un diario o un artículo en una revista. "Nadie ha tenido el coraje de intentarlo", expresó. "Sería demasiado absurdo".

Tampoco sabe de ni ninguna figura política que haya bloqueado una biografía, pero destacó que "en Brasil hay tanto temor a esta ley que le gente directamente ni intenta publicar estas biografías".

Ernesto Rodrigues, autor de una biografía sobre Joao Havelange, el ex presidente de la FIFA, dijo que la ley altera la relación entre el biógrafo y su sujeto.

La publicación de su libro "Jogo Duro" (Juego Duro) fue demorada por un año porque Havelange la desautorizó y amenazó con acudir a los tribunales.

"Escribir una biografía en Brasil es como escribir sobre política bajo un gobierno dictatorial", expresó Rodrigues. "Te da miedo escribir sobre ciertas cosas y ese temor puede comprometer todo el proyecto".

Roberto Carlos logró hacer que se retirase de las estanterías una biografía no autorizada en el 2007, aduciendo que invadía su derecho a la privacidad. Otro biógrafo, Ruy Castro, planteó que el cantante actuó así porque el libro "Roberto Carlos en Detalle" hablaba de la pierna prostética del artista, quien rara vez habla del accidente que tuvo de niño en el que perdió una pierna.

Detractores de la ley dicen que Brasil debería seguir el ejemplo de otras democracias occidentales como la de Estados Unidos, donde la primera enmienda de la constitución prohíbe el que se impida una publicación bajo casi cualquier circunstancia y severas leyes contra la difamación evitan que los biógrafos publiquen a sabiendas información falsa o calumniosa.

La ex esposa y productora de Velasco, Paula Lavigne, quien hace de portavoz de los artistas que defienden la ley, afirma que ese tipo de normas no funcionarían en Brasil por la ineficacia del sistema judicial, que generalmente dispone penas y multas reducidas.

Hay quienes esperan que figuras que idolatran cambien de parecer.

"Para mí y para muchos brasileños, estas personas son ídolos", dijo Rodrigues, "y su posición en este asunto es algo incompatible con lo que defendieron toda su vida".

Copyright 2014 The Associated Press. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

Featured businesses

View more...